Buscar

Nuestro problema es la ignorancia social sobre las leyes de la Naturaleza: José Sarukhán.

El modelo de desarrollo económico actual simplemente ha ignorado las leyes de la naturaleza y muchas veces va en contra de ellas, señaló el integrante de El Colegio Nacional.

Autor: Edith González C.

Aunque la gente no sabe mucho de la ciencia detrás de las teorías gravitacionales, todos saben que si te lanzas al vacío te matas, es decir, a pesar de que la mayoría de la población no entiende esta ciencia y sus leyes, acepta el hecho científico de su existencia.

Con este sencillo ejemplo, el Dr. José Sarukhán Kermes se pregunta ¿porqué la gente, políticos e incluso algunos científicos, pueden entender esta ley y no otras esenciales para nuestra sobrevivencia sobre el planeta y su funcionamiento?

              

En su participación en el Seminario “Cambio climático, desarrollo y pandemia”, organizado por el Colegio Nacional en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente (del 1 al 5 de junio, vía Zoom), explica con gran paciencia:

En la naturaleza existen leyes como la evolutiva, genética, de la termodinámica,  de electromagnetismo, leyes que determinan el funcionamiento del planeta que simplemente no se pueden cambiar para adaptarlas al desarrollo económico.  Se podrán modificar para minimizar temporalmente sus impactos, pero a la larga, las consecuencias son irremediables, porque  simplemente son leyes que regulan el funcionamiento del planeta”.

Por ejemplo, “no podemos pensar que la cantidad de contaminantes marinos van a ser absorbidos indefinidamente porque simplemente el ecosistema no da para eso. Hay una serie de normas, formas y funcionamientos de este planeta que hemos violado permanentemente y ya no da para más”, señaló.

Para el ex rector de la UNAM (1989-1997) y fundador de varias instituciones como el Instituto Nacional de Ecología y la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), hemos adoptado un tipo de desarrollo económico que simplemente ha ignorado las leyes de la naturaleza y, que incluso, muchas veces va en contra de ellas.

La buena noticia es que, este desarrollo creado por la humanidad muy alejado de las leyes de la naturaleza, en su mayoría se basa en elementos que la sociedad ha generado como: normas, costumbres, instituciones, organismos, etc., sistemas que sí se pueden y debieran cambiarse o mejorarse hacia un desarrollo sustentable.

Lejos de lo que uno pensaría, el Dr. Sarukhán propone siete ideas, muy sencillas, terrenales y puntuales, para hacer de este cambio de desarrollo una pronta realidad:

  1. Desfasar lo mas rápidamente el uso de energías fósiles por renovables.
  2. Estimular las energías renovables domésticas.
  3. Reducir a cero la deforestación e incrementar lo más pronto posible la  restauración de los ecosistemas dañados.
  4. Incrementar al máximo posible el transporte público urbano y aumentar el transporte ferroviario de mercancías y de gente.
  5. Estimular el consumo de alimentos no industrializados (que consumen mucha energía en su producción   ) y reducir el consumo de carne roja.
  6. Incorporar los costos ambientales de los productos a su valor comercial.
  7. Informarse del costo ambiental y social de los productos que se adquieran.

Para el miembro del Colegio de México, no es posible pensar que la actual epidemia (covid-19) salió de la nada, “desde hace 15 años existía la evidencia de que la destrucción y fragmentación de los ecosistemas estaba generando condiciones por las cuales el contacto de las poblaciones con la vida silvestre, cada vez mas asediada, estaba siendo la causa por el cual estas enfermedades y epidemias como las SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Grave) se habían transmitido, la información ya estaba”.

Lo mismo está pasando con el cambio climático. En su ponencia, señaló que los últimos 50 o 60 años han visto una dramática degradación del capital natural del planeta como son: las concentraciones bióxido de carbono (CO2), óxido de nitrógeno (N2O) y metano (CH4); la pesca excesiva, la degradación de suelos, la pérdida de ecosistemas naturales o  la reducción de agua potable, aunque se podrían poner muchos más parámetros, tal degradación es causa del consumo insostenible.

Por otra parte, en 800 mil años no ha habido un momento en el que se halla encontrado una concentración de emisiones de gases de efecto invernadero como la actual (413 ppm, de acuerdo a datos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, NOAA por sus siglas en inglés), de ahí que el cambio climático sea un hecho, y aún así existe gente, políticos e incluso científicos que aún niegan su existencia.

En este escenario, para el científico, el cambio climático, a pesar de toda su documentación y comprobación, aún lucha por su reconocimiento y consenso universal, no sólo en la comunidad científica, sino en todos los niveles de gobierno y de ahí hacia las diferentes sociedades.

Finalmente, para el Dr. Sarukhán,

el fondo del problema que estamos viviendo, tiene que ver con la ignorancia  social sobre procesos absolutamente básicos, como son los biológicos, simplemente no nos cae el veinte de las leyes de la naturaleza y del límite de los recursos planetarios.

1 comment

Write a response

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Your custom text © Copyright 2018. All rights reserved.
Close